domingo, 22 de febrero de 2009

Entrevista de Trabajo...



¿Quien no se ha presentado alguna vez a una entrevista de trabajo?

Hace unos días me llamaron para una y quería contaros mi experiencia.

Se habla mucho de las entrevistas, se dan miles de consejos, te indican todo lo posible
para pasar una entrevista de este tipo, pero llegado el momento... quien puede recordar lo que tienes que hacer, !nadie, puede estar recordando en ese momento nada!.
Después de entregar mi documentación... a los quince días me llamaron, me dijeron que tenía que presentarme a las diez de la mañana, para pasar la entrevista.
Desde el momento que me llamaron ya me sentía como un flan… el día anterior de la entrevista:

Decidí ir a la peluquería, para despreocuparme de mi pelo en el mismo día de la cita.
Abrí el armario para buscar el vestuario mas adecuado, ¡claro, que ponerme para ese día! Ni muy serio ni muy informal, decidí por algo que medio me convenció…

Cuando llego el día, me levante ya con dolor de estomago, hacia tiempo que no me presentaba a una entrevista de trabajo y estaba muy nerviosa, despues de ducharme y ponerme chapa y pintura para intentar estar mas mona, quede con dos amigas que también las llamaron a diferentes horas para la misma cita.
Puntualizar, que estábamos esperando treintaiocho personas para ser llamadas, todas igual de nerviosas .

Al llegar, ya estaban llamando por nombre y apellidos a la gente… fue cuando el estomago me decía ¡eh, que estoy aquí! ¡Acuérdate de mí… que te veo! Intente quitarle importancia al asunto, aunque el resultado fue todo lo contrario.
Al salir las que entraban por delante de mí, todas les preguntamos que tal le fue…Cada una decía una cosa y muchas salieron con muy mala cara...

Al fin... llego mi momento, me llamaron y al abrir la puerta, encontré a tres señores y una señora tras una mesa larga y sentados, y un largo camino hasta llegar a ellos…
Note que me hacían los Rayos X, me sentía observada, incluso mi manera de caminar, fue cuando me di cuenta de lo ridícula que era esa situación, la impotencia que siente una persona hacia otro, en diferentes situaciones, y tener que pasar las normas que ellos marcan.
Al acercarme a la gran mesa, caminando, sin dejar de pensar que me miraban, me dio un poco de risa, ¡serian los nervios!” Los nervios me hacían sonreír, y también la situación”, me sentía tan observada... con los tacones que me puse no estaba muy segura de andar bien, y con el temblor de piernas uff…Pensé: “ahora me caigo y me veo en el suelo” de ahí, mi cara sonriente al saludarlos.
Al llegar a la gran mesa, me encuentro cuatro sillas, pensé: “están jugando con la sicología”, ¿para que cuatro sillas? ¿Si entramos de uno en uno? Cuando me invitaron a sentarme, opté por sentarme en una de las del centro.
Después de dispararme cuatro preguntas seguidas, me dicen:! venga cuéntanos!
¡vamos, como si fuera fácil contar algo!, pues si, lo intente… eso si, no dejaba de tener mi media sonrisa, ya que todo me parecía una comedia… les conté todo lo que me dejaron contarles, pues me cortaban cada minuto para hacerme nuevas preguntas y despistarme. Al fin… se despidieron de mi, aquellos cinco minutos que teníamos cada persona, para demostrar que estamos capacitados para el puesto, o que somos personas de confianza, en cinco minutos quedaba demostrada mi valía, ¡vamos… y un huevo de pato!
Salí de allí con la sensación de que no pude contarles lo que realmente quería contar, mis amigas salieron del mismo modo.
No se que puntuación me darán por la dichosa entrevista, estoy esperando para ver la lista en Internet, se que me darán poquitos puntos, ¡si es que me dan puntos!.

Pero la experiencia mereció la pena… no solo por la entrevista, me di cuenta de lo tontos que podemos ser el ser humano en ciertas circunstancias, al no controlar ciertas situaciones, nos hace sentirnos pequeños, desconfiados… aunque en todo momento la situación me causaba risa,
!como demostrar en cinco minutos lo que vales y mi forma de ser!" ridícula" es palabra clave, así es como me sentía, por conseguir un trabajo y depender de otras personas, para ser aceptada o no…
¡Así es la vida ¡

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tus comentarios

ENTRADAS MAS VISITADAS